VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Belleza

Belleza en casa

Zanahoria, pepino, palta, sandía y limón son algunas de las frutas y verduras que no solo sirven para comer, sino que, además, para realizar nuestros propios tratamientos de belleza. La sandía, por ejemplo, es fantástica como tónico purificante e hidratante. ¿Cómo se logra? Debes cortar dos trozos de la fruta y licuarlos. Después de lavar […]

Belleza en casa

Zanahoria, pepino, palta, sandía y limón son algunas de las frutas y verduras que no solo sirven para comer, sino que, además, para realizar nuestros propios tratamientos de belleza. La sandía, por ejemplo, es fantástica como tónico purificante e hidratante. ¿Cómo se logra? Debes cortar dos trozos de la fruta y licuarlos. Después de lavar tu rostro, pásalo por la cara con un algodón, tal como si fuera un tónico. Para un gran resultado, repite esta rutina al menos cuatro veces a la semana.

Uno de los tratamientos básicos es exfoliar la cara una vez a la semana para eliminar las células muertas de la piel. Para eso, hay un exfoliante casero que se elabora solo con cuatro ingredientes: azúcar rubia, gotitas de naranja, sal de mesa y aceite de coco. Lo que debes hacer es agregar en una taza de té tres cucharadas de sal de mesa, más dos de azúcar rubia y formar una textura uniforme. A esto agrégale diez gotas de aceite de coco o de oliva y tres de jugo de naranja para el aroma. Vuelve a revolver, y con las yemas de tus dedos esparce el exfoliante en tu rostro. Haz un masaje suve en la frente, nariz y barbilla durante un minuto. Luego, con un algodón húmedo retira los restos y lava con agua de tibia a fría para sacar lo que quedó. Repite la sesión cada siete días.

Otro de los problemas comunes es que la piel esté opaca, rojiza y sin brillo producto del estrés, el cansacio y el sol, y para solucionar esto el plátano te sorprenderá, ya que además contiene vitamina A y E. Primero, debes moler la mitad de un plátano y aplicarlo sobre el rostro –restando la zona de los ojos– tal como si fuera una crema (trata de estar recostada para que la pasta no se corra). Deja actuar por 10 minutos, enjuaga y luego aplica tu tónico regular. Lo más recomendable es realizar este proceso en la mañana y solo cuando veas tu piel cansada.

Y tú, ¿qué otros tips caseros nos puedes entregar?

Comenta este post

cerrar