VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Belleza

Nuevos solares, adiós a la "cara de mimo"

El calor está empezando a arreciar en todo Chile y las mujeres comenzamos a sacar las poleras sin mangas y a acortar los vestidos.  Por lo mismo, cada día que pasa nuestra piel está más expuesta al sol y como ya sabemos los niveles de radiación solar son cada vez más altos. Ahora bien, como […]

Nuevos solares, adiós a la "cara de mimo"

El calor está empezando a arreciar en todo Chile y las mujeres comenzamos a sacar las poleras sin mangas y a acortar los vestidos.  Por lo mismo, cada día que pasa nuestra piel está más expuesta al sol y como ya sabemos los niveles de radiación solar son cada vez más altos.

Ahora bien, como nunca antes, la población tiene conciencia de que hay que usar un bloqueador solar, al exponerse al sol. En el mercado hay muchas posibilidades desde el +50 hasta el factor 15 o menos. El problema es la experiencia de uso, ya que muchos dejan la piel pegajosa, aceitosa o bien con el “efecto mimo” (cara blanca), tan odiado por nosotras las mujeres, ya que ninguna quiere ir por la vida con cara de Gasparín. El asunto es que este detalle hace que evitemos usar el bloqueador como corresponde: tres veces al día, los  365 días del año.

 

Si bien el desafío de los boloqueadores sigue siendo ser muy eficaces contra los efectos de los rayos UVA y UVB, también le han sumado tener las texturas más agradables para cada gusto y necesidad de la piel.

Dos ejemplos de productos muy innovadores que acaban de ser presentados son BB Aera Moussse de Capital Soleil de Vichy y el Aceite nutritivo invisible +50 de la línea Anthelios XL de La Roche-Posay.

BB Aera Mousse. Tiene una ligerísima textura de mousse muy aireado y con algo de color. Con factor 30, fue hecho especialmente para el rostro, ya que matifica, suaviza e ilumina. Se usa a diario antes del maquillaje y no deja el rostro brillante ni tirante.

Aceite nutritivo invisible +50 Admito que el aceite es una de mis texturas favoritas a la hora de aplicarme un bloqueador solar, no sé si porque me recuerda aquellos inconcientes años de juventud bajo el sol, o bien porque  simplemente es sinónimo de verano. El asunto es que el aceite tiene sus problemas: se absorbe lentamente y, por lo tanto mancha. La gran innovación de este producto de La Roche-Posay no sólo es su alto factor de protección, sino que el aceite simplemente no deja rastros grasos, como si secara al instante.

Comenta este post

cerrar