VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 15 personas

Belleza

¿Con qué desmaquillarte? La respuesta en nuestra Prueba Vanidades

Como en todas nuestras ediciones, te contamos nuestra experiencia con un producto de belleza. ¡Revísalo acá!

¿Con qué desmaquillarte? La respuesta en nuestra Prueba Vanidades

Desde que puedo recordar, siempre he sido muy preocupada con el tema de la limpieza facial antes de dormir. Esto porque durante la adolescencia visité varios dermatólogos que me recomendaban lavar mi rostro por las noches, especialmente si quería evitar el acné.

Así lo hice, y desde entonces lavo mi cara sin falta y sin importar si usé o no maquillaje durante el día o si estoy extremadamente cansada. Y aunque siempre utilicé agua micelar, hace un tiempo me atreví a innovar y probar algo diferente: Midnight Recovery Botanical Cleansing Oil de Kiehl’s.

Uno de los mayores reparos que tenía con este producto era justamente su condición de aceite, ya que tengo la piel mixta y temía que fuese grasoso o provocara que me salieran granitos. No podía estar más equivocada. Desde la primera vez que lo usé quedé enamorada, no solo porque huele deliciosamente bien, sino porque además, remueve todo el maquillaje, incluso el que es a prueba de agua, y deja la piel muy suave.

Ese increíble efecto que entrega se debe a que contiene aceite esencial de lavanda que ayuda a aliviar las inflamaciones e irritaciones cutáneas, y a la vez, reduce las manchas y consigue una piel más uniforme y luminosa. También incorpora en su fórmula onagra y escualano, componentes que ayudan a dar brillo e hidratación a la piel.

Otra cosa que me encanta de este aceite es que es realmente fácil de usar. Antes de cualquier otro paso en mi rutina de noche, aplico una pequeña cantidad de Midnight Recovery Botanical Cleansing Oil en la mano y luego de calentarlo con los dedos, lo aplico sobre mi rostro seco con masajes en círculos. Una vez que el maquillaje se “derrite”, enjuago con agua y listo. Mi piel queda suave, limpia e hidratada en cosa de segundos. Luego de ello aplico el tónico y mis cremas habituales.

Incluso se puede utilizar para remover el maquillaje de los ojos, ya que no irrita ni arde y en mi caso, quita completamente mi máscara de pestañas a prueba de agua sin ningún daño. Este aceite cambió radicalmente mi rutina de limpieza facial, y no puedo estar más contenta con sus resultados. — Paulina Mardones S., Colaboradora de Vanidades.

Aceite de lavanda

Se obtiene a partir de la destilación de la lavanda, un arbusto originario de los países mediterráneos de Europa y África. En la antigüedad, esta planta era utilizada para distintos procedimientos aprovechando sus múltiples propiedades terapéuticas y cosméticas. El aceite de lavanda actúa como un poderoso antiséptico, y antiinflamatorio, además ayuda a tratar depresión e insomnio, y repara las inflamaciones, quemaduras, marcas y acné que afectan a la piel.

Comenta este post

cerrar