VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 93 personas

Celebridades

En maternidad no hay nada escrito

Como nos muestran estas celebridades, hay mil maneras de ser madre; muchas mujeres nacieron para ello, a otras les ha resultado más difícil de lo que imaginaron y unas cuantas que no necesitan tener hijos para sentirse plenas. Descubre sus historias.

En maternidad no hay nada escrito

¿Mamá en el futuro? 

Aunque a los 20 años Sofía Vergara tuvo un hijo, decidió congelar embriones junto con su pareja Nick Loeb, en 2013, por si algún día optaban por ser padres. Sin embargo, poco después de que terminaran su relación comenzó una controversia que incluso llegó a la corte, ya que Loeb quería recuperar sus embriones para que se desarrollaran, pero la actriz, casada con Joe Manganiello, ya no.

Luego de llegar a un acuerdo en el cual decidieron olvidarse del tema, se determinó que no se implantarían en otra mujer. Sofía confirmó a la revista The Edit que su esposo Joe le gustaría tener descendencia; no obstante, a Vergara la idea de hacerlo todo de nuevo no le asusta, aunque ya no sucederá de manera natural a sus 44 años, así que buscarán otros medios.

Del amor nacen los negocios

Una mamá sobreprotectora que hizo de sus preocupaciones una empresa multimillonaria; es el caso de Jessica Alba. Cuando nació su primera hija, Honor, en 2008, la actriz decidió que ninguno de los artículos en el mercado, desde el jabón hasta la comida, eran lo suficiente sanos para ella, así que desarrolló The Honest Company, una empresa de productos infantiles que hoy está valuada en mil millones de dólares.

A pesar de todo el trabajo que requiere dirigir una compañía, ha logrado hacerla crecer en poco tiempo sin descuidar su carrera de actriz, mantener su matrimonio, de nueve años, y educar a sus hijas para ser amables con el ejemplo. “Ser mamá de verdad es mi trabajo soñado y sé que se van a comportar como yo lo haga, así que trato de ser respetuosa y enseñarles el valor del trabajo y presentarse a tiempo”, declaró, por eso después de la oficina, se va directo a casa.

Mejor sola que mal acompañada

Justo antes de firmar los papeles de adopción de su hijo Louis, en 2010, con su entonces esposo Jesse James, Sandra Bullock se enteró de que su pareja le era infiel y pidió el divorcio, dejándolo fuera del proceso de afiliación.

En 2015, llevó a casa a su segunda hija, Laila. Aunque las adopciones en Hollywood no son raras, la actriz aseguró que los niños llegaron en el mejor momento (finalizó la solicitud legal de Laila cuando la niña tenía ya casi cuatro años), y que, con sus actos, espera llamar la atención hacia muchos pequeños que hay en albergues alrededor del mundo, quienes no son necesariamente recién nacidos, pues cree que las familias deben ser unidas y diversas. Actualmente, Bullock se encuentra en una relación feliz con el fotógrafo Bryan Randall.

Mamá y papá

January Jones sorprendió al mundo cuando decidió tener a su hijo Xander, sin pareja, y como jamás ha revelado quién es el padre, se especula que quizá se sometió a un tratamiento in vitro. Cualesquiera que sean sus razones, resolvió criar a su bebé sola para rodearlo de energía femenina, incluso pidió a su madre y sus hermanas estuvieran presentes durante el parto.

Esta medida le ha traído experiencias agridulces, según sus declaraciones, como el hecho de que le cuesta mucho trabajo hacer funciones de padre y madre a la vez, pero confía en que su pequeño está aprendiendo a respetar a las mujeres y que al final de cuentas es más feliz sin un papá, pues dice, “ver a su mamá trabajando es el mejor ejemplo para un niño, y nunca escuchará cosas que los hombres enseñan sin querer a sus hijos, como ‘no llores’”.

Mamás sin hijos

¿Y qué hay de quienes renunciaron a tener bebés propios? Jennifer Aniston se ha convertido en una embajadora del derecho de las mujeres a no tener hijos, siendo juzgada por ello. Desde los rumores de que su separación de Brad Pitt se debió a que Aniston se negara a tener familia, hasta las constantes especulaciones de que “por fin” estaba esperando un hijo con su exesposo Justin Theroux, Jen decidió aclarar el asunto de una vez por todas en una carta pública, diciendo que “la manera en que me retratan en los medios es la forma en que retratan a las mujeres en general, medidas con todo tipo de estándares.

El valor de una mujer no se mide con su estatus maternal y no significa que es infeliz, incompleta o que fracasó si no está casada y tiene hijos”. Y remató, que no haber dado a luz no implica perder la experiencia de ser madre, de perros, amigos o niños de otra gente.

Mamá soltera

Cuando su hija Matilda aún no cumplía tres años, Michelle Williams tuvo que enfrentarse a la muerte de Heath Ledger, su expareja y papá de la pequeña. Y aunque ha tenido un par de novios desde entonces, uno de ellos, el actor Jason Segel, se ha dedicado a asegurarse de que su hija no resienta la ausencia de su padre.

En palabras de la estrella, forma parte de un club al que no desea entre ninguna mujer y nunca se imaginó seguir teniendo citas a los 36 años, ahora que Matilda tiene 12. “La vi subirse a su bicicleta para reunirse con sus amigos y fue un momento increíblemente feliz. En ese simple detalle me di cuenta de que lo logramos. La vida nos trajo por fin a un lugar en donde no solo sobrevivimos, sino disfrutamos”, aseguró la actriz en entrevista para Porter.

La cruda verdad

Kim Kardashian adora a sus hijos, pero no se la pasó nada bien con sus embarazos. En su propio sitio web confesó: “Fue la peor experiencia de mi vida. No disfruté un solo momento de ello y no entiendo a las personas que sí lo hacen. Quizá fue la hinchazón, los dolores de espalda o la expansión de todo mi cuerpo, pero no me sentía como yo misma embarazada y no me encontraba sexy, solo insegura de mí”.

Fuertes declaraciones que no sorprendieron a nadie después de que mostrara en público lo difíciles que fue todo el proceso, sin contar que aumentó 23 kilos y su estilo de maternidad fue ridiculizado en Internet. Sin embargo, en un momento estuvo dispuesta a pasarlo todo de nuevo con tal de un tercer bebé; la estrella confesó en su reality show estar intentando añadir otro miembro al clan K, aun poniendo su propia salud en riesgo. Esto finalmente no ocurrió, y utilizó un vientre de alquiler para dar a luz a Chicago West.

Who run maternity

Beyoncé. Si hay alguien que ha sabido convertir la maternidad en espectáculo es la líder pop del feminismo. Anunció al mundo que esperaba gemelos con una ya famosa foto en Instagram, la cual por cierto, es la más likeada de la historia, y una sesión de fotos que solo Queen B podría lograr. A diferencia de su primer embarazo, en donde la vimos pocas veces, esta vez se ha coronado como la reina del estilo maternal high fashion. ¿La razón? Se ocultó mientras su hija Blue Ivy venía en camino, porque ya había perdido un bebé y prefirió esperar varios meses para compartir la noticia.

Pero en esta ocasión eligió contarlo a todos en grande. En su documental Life is But a Dream confesó acerca de la gestación: “Muchas veces me sentí incompleta en la vida, pero después de que naciera mi hija, me di cuenta por qué: ella es lo que me faltaba”.

Comenta este post

cerrar