VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 13 personas

Celebridades

Anthony Bourdain, un narrador irreverente

“Con mucha tristeza  podemos confirmar la muerte de nuestro amigo y colega, Anthony Bourdain. Su amor por la aventura, nuevos amigos, la buena comida, y sus increíbles historias sobre el mundo, hicieron de el un narrador único. Sus talentos nunca dejaron de sorprendernos y lo extrañaremos muchísimo.” afirmó la CNN

Anthony Bourdain, un narrador irreverente

En el 2012, antes de incorporarse a Parts Unknowns, ganador de cinco premios Emmy–, el chef ya era una estrella gracias a sus ocho temporadas en Travel Channel, con No Reservations, un programa sobre comida y viajes que lo llevó a la fama.

Bourdain, trabajó por años en las cocinas de Nueva York antes de convertirse efectivamente en el Director Ejecutivo del restaurant French bistro Brasserie Les Halles. Su experiencia en la cocina lo motivó a escribir en el año 2000 su primer libro llamado Kitchen Confidential, en el que narró una visión sin tapujos sobre la experiencia culinaria estadounidense. Bourdain describió lo que sucede detrás de las cocinas con detalles explícitos y hasta a veces graciosos. Desde su amor por las ostras hasta el mejor día de la semana para pedir carne, el libro se convirtió en un éxito de ventas y lo lanzó a lo que sería  su éxito como presentador de televisión.

Anthony luchó con sus adicciones durante años. En Kitchen Confidential detalló con brutal honestidad la profunda oscuridad en la que se hundió mientras era adicto a la heroína y la cocaína en los años ochenta y, aunque eventualmente dejó sus hábitos, nunca se avergonzó de discutirlos.

“Soy un caso muy inusual. La mayoría de las personas que dejan la heroína y cocaína tienen que renunciar a todo. Mis experiencias fueron terribles al final, por lo que nunca tuve la tentación de recaer”.

El chef no era solo un conocedor de diferentes culturas, sino que realmente se compenetraba con ellas. Fuese en un viaje increíble o en su propio país, Anthony describía lo que veía o probaba sin importarle el que dirán. Quizás sus adicciones a las drogas duras habían acabado, pero su personalidad con tendencia a los excesos siguió siempre presente. Alcohol, sexo o comida, siempre eran parte de sus narraciones, e incluso una de sus típicas frases era “Creó que bebí mucho de esto”.

Su honesta e irreverente forma de ser, era unos de los encantos de sus programas y la característica que lo convirtió en el preferido de muchos. Una forma admirable de romper moldes culinarios y de transmitir culturas a través de sus palabras.

Comenta este post

cerrar