VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 15 personas

Celebridades

Selena Gómez: Corazón a toda prueba

El rompimiento definitivo de la relación sentimental que mantenía con Justin Bieber se convirtió en un tema cada vez más llamativo, sobre todo cuando el artista canadiense anunció su compromiso con la modelo Hailey Baldwin.

Selena Gómez: Corazón a toda prueba

Podría decirse que explotó una bomba en Internet desde el instante en La historia de Selena Marie Gomez, su talento y arribo a la fama, está que millones de seguidoras de Selena Gomez (26) se enteran de la boda que el próximo año celebrará su famoso exnovio.

Sin embargo, la reacción de la tiles, de la artista y empresaria texana ha sido un ejemplo de cautela e inteligencia al evitar exponerse en medio de este shock expansivo.

Una prueba que surge a manera de reafirmación tanto de su carácter como de la imagen mediática que ha sabido cuidar.Fuentes cercanas que decidieron hablar en anonimato con servicios de información como TMZ y Hollywood Reporter, aseguran el hecho de que Selena es de una pieza, prácticamente la misma persona cuando está sobre el escenario o bien conviviendo con su familia y amigos, calidad humana y artística que la moldean prácticamente de tiempo completo.

 

SIN PERDER PISO

La historia de Selena Marie Gomez, su talento y arribo a la fama, está marcada tanto por la perseverancia como por la sensibilidad que va más allá de actividades artísticas y la planeación de nuevos negocios.

La extensa labor filantrópica que ha realizado es muestra tangible de su sensibilidad y sentido común. Sea involucrándose con causas infantiles, de educación o medioambiente, de respeto a la diversidad de preferencias sexuales o incluso relacionadas con el trato ético hacia los animales.

Labores humanitarias y un intenso activismo social que la llevan a convertirse en la embajadora más joven de la UNICEF en 2009. La también productora de televisión y diseñadora de modas nacida en 1992, proyecta ante sí misma un gran panorama lleno de retos y satisfacciones en diferentes niveles. Desde que debutó a los siete años como parte del elenco de Barney y sus amigos hasta su afortunada incursión como intérprete musical con los álbumes Stars Dance y Revival. Desde entonces quien es confesa admiradora de Britney Spears y Rihanna, no ha perdido visibilidad como tampoco prestigio al evitar caer ante las tentaciones negativas que puede ofrecer a la vez el mundo del entretenimiento.

BALANCEAR LA VULNERABILIDAD

Al colocar el foco sobre su vida personal, Selena salió con Nick Jonas durante un par de años y, tras un período de soltería, le dio el sí a Justin Bieber para comenzar un noviazgo que, oficialmente, ocurrió de 2011 a 2013, etapa marcada por la inestabilidad y que continuaron proyectando como pareja. Una serie de altibajos envolvieron su particular mezcla de amor idílico con drama tormentoso.

La dupla “Jelena” inició como una amistad cuando ambos eran menores de edad y, desde el día que hicieron público el noviazgo, las re- des sociales sirvieron de vitrina para una larga fila de rupturas temporales, reencuentros con tintes de reconciliación y situaciones de ambigüedad con imágenes registradas alrededor del mundo. Escenarios en los que también desfilaron nombres como los de Kendall Jenner, Miranda Kerr, Orlando Bloom, Zedd y The Weeknd. Personajes que aparecieron a lo largo de sus diferentes crisis. Tras una aparente —y enésima— reconciliación que refleja una foto en la que aparecen besándose durante un partido de hockey en 2017, una sombra cobraría ca- da vez más importancia. Después de meses de amistad, la relación abierta que había anuncia- do la modelo Hailey Baldwin con Justin Bieber de pronto se transformó en algo serio cuan- do el cantante anunció que se casarán el próximo año. Cabe señalar que esta no es una relación nueva en la vida de Justin, ambos jóvenes se conocen desde hace varios años (de 2009) y ya habían mantenido una relación anterior que también tuvo sus idas y vueltas.

Durante esos meses de sacudidas emocionales, Selena canceló varios conciertos a causa de la depresión, ansiedad y ataques de pánico como consecuencia del lupus que le aqueja. Por si fuera poco, fue intervenida quirúrgica- mente para transplantarle un riñón donado por su amiga Francia Raisa. Precisamente, la lucha que Selena ha mantenido contra ese complicado padecimiento, es uno de los temas a destacar en su vida privada. Un punto delicado que la fortalece al tiempo de convencerla acerca de lo valioso que resulta cada minuto en la vida.

SECRETOS PÚBLICOS

Simultáneo a su éxito, Selena parece conservar el fiel lado de la balanza de su corazón. Sin engancharse con el acoso en medios de comunicación y redes sociales, ha sobrellevado la noticia del próximo matrimonio de Bieber en la tranquilidad que proyecta el silencio y así mantenerse deliberadamente ajena a las oleadas del gossip y el efecto disruptivo que puede generar consigo.

Se dice que su relación no funcionó del todo debido a determinados comportamientos relacionados con la inestabilidad emocional del cantante, lo cual dio lugar a la publicación en Instagram que lo mostraba con Hailey Baldwin. Aquello catapultó una serie de rumores e incluso ociosas comparaciones entre la cantante y la it girl.

Lo curioso, en todo caso, es que Baldwin era tan fan de Selena como de Justin. Y, de acuerdo con declaraciones de alguien muy cercano a la actual pareja, Hailey es un tanto paranoica con respecto al pasado de su prometido al percibir una suerte de amenaza por parte de Selena. “Un amor persistente” que se lo pueda arrebatar, según esas declaraciones que en buena medida alimentan el morbo y que no pasan del murmullo que se amplifica. Ecos de un amor que procura quedar en el ayer, mismo que Justin intenta desvanecer con el buen trato expresado para contrarrestar los lapsus de inseguridad de la persona con la que ahora desea sentar cabeza. Quizás eso haya sido parte del trasfondo de una de las imágenes tomadas por paparazzi y publicadas por TMZ, donde se observa a Justin y Hailey llorando mientras caminaban en Los Ángeles.

DÉJALO SER

Lo que en algún momento se había anunciado como una pausa para Selena y Justin, con la idea de descansar del ruido que provocan los dimes y diretes, terminó siendo un rompimiento real. En su círculo más cercano se había insistido que su separación sería temporal, un descanso para manejar la tensión que produce el hambre por el hecho de saber más sobre ellos.

Con todo y comentarios que se habían filtrado a través de Entertainment Tonight, acerca de la opinión de la madre de Selena y otros familiares, que reflejaban no estar demasiado contentos con esta relación. Perspectiva que en su momento era alimentada por una fotografía que lo mostraba cariñoso con la modelo Baskin Champion, mientras parecía que Justin seguía en una tormentosa relación con Selena. En torno al desvanecimiento gradual de ese romance, Justin asistió a la boda de su padre con Selena, de ahí el desconcierto al tomar la decisión de su compromiso con Hailey.

Pero, lo que originalmente se había planeado como un tiempo para dedicarse también a sus respectivas familias, ha tenido un desenlace con el giro inesperado de 180 grados.

Por el momento la querida Selena ha mantenido el silencio, y se ha mostrado feliz en Instagram publicando fotografías muy contenta disfrutando de la vida con sus amigos, entregando una señal que a todos sorprende, ya sea por la calma con la que se ha tomado la noticia, por la falta de declaraciones o por la madurez que ha demostrado al ver como su capítulo con Bieber se está dando por cerrado después de tanta historia y eternas idas y venidas.

¿Será realmente el fin o será que el destino les tiene preparada una sorpresa por delante? Después de todo, lo que pasa en la vida es inspiración y seguramente Selena capitalizará de la mejor forma esta experiencia para las canciones que integrarán su próximo álbum. Las emociones que trazan este segmento del camino de la vida le obsequiarán nuevos motivos para seguir adelante

Comenta este post

cerrar