VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 16 personas

Celebridades

En Exclusiva con Sassa de Osma: “Es un halago que me consideren un referente de moda”

Nacida en Perú y princesa de Hannover por su matrimonio con el príncipe Christian, es reconocida en Europa como una mujer elegante y discreta, a la vez que empresaria exitosa. A partir de este año es embajadora e imagen de la marca española Pretty Ballerinas.

En Exclusiva con Sassa de Osma: “Es un halago que me consideren un referente de moda”

Afortunadamente, la vida real no es como los cuentos de hadas. El matrimonio con un príncipe no es el final de una historia de amor, sino el comienzo de otra etapa quizás más entretenida y plena. Así ha sido para Alessandra de Osma, conocida internacionalmente como Sassa, y ahora princesa por su matrimonio con el príncipe Christian, hermano menor del actual jefe de la Casa de Hannover, Ernst-August. Peruana de nacimiento, Sassa conoció al príncipe cuando ella tenía 14 años y él 19, en Lima, y nunca perdieron el contacto.

Tiempo después comenzaron su relación y en 2011 comenzaron a aparecer juntos en distintos acontecimientos sociales. Paralelamente, Sassa trabajó esporádicamente como modelo, estudió Derecho y realizó un máster en Dirección de Empresas de Moda en la Universidad de Navarra, cuando decidió orientarse hacia ese mundo productivo. Desde que los medios internacionales comenzaron a fotografiarla —junto al príncipe, o sola en eventos fashion— destacó por su belleza latina y carisma natural. Periodistas europeos también indagaron en su historia familiar y descubrieron que los de Osma están vinculados a la aristocracia española. De hecho, su tío José Domingo de Osma y Yohn es el conde de Vistaflorida, un título que viene desde el siglo XVIII. Así, rápidamente nació el apelativo de princesa de los Andes con que se la conoce y distingue hasta hoy.

En noviembre del año pasado, Christian y Sassa celebraron privadamente su matrimonio civil en Londres, rodeados de sus amigos y familiares, entre los que se cuentan Andrea, Pierre y Charlotte Casiraghi. Los hijos de Carolina de Mónaco son medio-hermanos de la princesa Alexandra de Hannover que también es medio-hermana de Christian. Alexandra es hija de Carolina y del príncipe Ernst-August de Hannover senior, padre de Christian. Cuando comenzó esa relación, entre 1996 y 1997, Christian tenía cerca de 12 años y desde entonces compartió mucho con los Casiraghi; tienen una relación casi de hermanos y aprecia mucho a Carolina.

El matrimonio religioso de Sassa y Christian se realizó en la basílica de San Pedro de Lima, y hubo tres días de fiestas para celebrar el histórico acontecimiento: era primera vez que una joven latinoamericana celebraba su boda con un príncipe en su país natal. Antes que ella, la cubana María Teresa Mestre se casó con Henri, heredero de Luxemburgo y la querida argentina Máxima Zorreguieta con el príncipe Guillermo Alejandro de Holanda; pero esas ceremonias se realizaron en el país de los novios.

DEBUT COMO EMBAJADORA

No pasó mucho tiempo tras su elegantísima boda, para que Sassa hiciera noticia también por su trabajo en el siempre dinámico mundo de la moda. Después de pasar parte del verano europeo en Saint Tropez con el príncipe Christian y los Casiraghi, la flamante princesa de Hannover debutó como embajadora de Pretty Ballerinas.

Este contrato de Sassa con la marca española es un acontecimiento internacional aunque, la verdad, no es sorpresivo porque hace mucho tiempo que está considerada entre las mujeres jóvenes más elegantes de Europa y cada vez que se asoma a un evento público los comentaristas de moda la celebran. Y es que ha construido un estilo armonioso que siempre la hace verse a tono y sin estridencias. Tanto en sus tenidas street style, como en los outfit que luce para ocasiones más formales demuestra un gusto personal que la hace lucir juvenil y a la vez elegante; una combinación nada fácil. En las galas de la realeza también se distingue al elegir diseños con detalles de gran refinamiento.

El debut de Sassa en Pretty Ballerinas se produjo con el lanzamiento de la temporada Invierno 2018, para la cual posó en el Museo Pedro de Osma, en Lima. Este es un palacio que pertenece a su familia y en el que se realizó una cena de gala que fue la fiesta final por su matrimonio.

Con este “fichaje”, Sassa reafirma su condición de princesa millennial; una que se mueve con gracia y eficiencia tanto en los ambientes sociales como en el estudio y el trabajo empresarial. Ursula Mascaró, directora creativa de la marca explicó así su elección: “Estuvimos mucho tiempo pensando en quién debería recoger el testigo de Olivia Palermo (reemplazarla) como imagen de Pretty Ballerinas. Y, sin duda, Sassa es la mejor opción”.

En las gráficas de la campaña, la nueva embajadora aparece con slippers y mules (zapatos planos con punta cerrada, sin talón) en diversas texturas, materiales y tonos. Algunos con aplicaciones y colores intensos, de inspiración étnica, y otros muy sofisticados; variedades para lucir en distintas
ocasiones, todos los días. Desde Madrid, y en exclusiva, Sassa de Osma responde a Vanidades sobre su nueva y glamorosa actividad.

VANIDADES ¿Cómo ha sido la experiencia de colaborar con Pretty Ballerinas?

SASSA DE OSMA ¡Ha sido muy bonita! Es algo de lo que veníamos conversando hace ya un tiempo, hasta que se dio el momento
perfecto de hacer la colaboración. También feliz de poder haber hecho la sesión de fotos en Lima y en un lugar muy especial para mí.

VA Habías llevado Pretty Ballerinas a tu tienda Isidra, en Perú, antes de comenzar esta colaboración; eso quiere decir que te gustaba desde años atrás. ¿Qué aprecias especialmente en ella?

SDO Sí. Tengo, junto con mi prima Mónica Gallese, la franquicia de Pretty Ballerinas en Lima. Hace ya muchos años que soy muy fan de la marca, por su comodidad y porque siempre están creando diseños acorde con lo que está de moda en ese momento.

VA ¿Tu rol es solo ser embajadora o participas también en el diseño del calzado?

SDO Hubo una participación en escoger los diseños que me gustaran, pero primordialmente ha sido ser embajadora de la marca.

VA ¿Para qué ocasiones son ideales los zapatos bajos (flats)? ¿Piensas que puedan ser usados para fiestas?

SDO ¡Cien por ciento! Es que yo los uso para todo en verdad. Rara vez uso tacos, porque me canso muy rápido. Y si los tengo que usar, ¡siempre llevo una bolsita con mis flats! Pero en general, creo que ¡usarlos es ideal para el día a día!

PRINCESA MILLENNIAL

Desde su matrimonio, en marzo, los príncipes han estado presentes en varios acontecimientos europeos como el matrimonio de la princesa Beatrice de York con Jack Brooksbank, en Londres, y el estreno del ballet Cascanueces en el Teatro Real de Madrid, donde fueron calificados como “reyes estilísticos”, por la revista Vanity Fair de España.

Además, asistieron a la boda de una pareja de amigos, María Vega-Penichet y Fernando Ramos, en Madrid. El look que la princesa eligió para este último fue muy celebrado porque se trataba de un vestido de una marca española de retail, pero Sassa lo convirtió en outfit de fiesta gracias a su estiloso modo de caminar y los accesorios que eligió: un bolso de raso y un cintillo de tela trenzada que lucía como tiara. En su entrevista con Vanidades, se refirió al modo en que lleva su condición de influencer y otros detalles de su glamorosa vida…

VA Naciste en Perú y hoy te mueves entre varios países de Europa. ¿Es un permanente agrado o tiene alguna contrariedad?

SDO Ahora estoy ya establecida en Madrid. Es la ciudad donde vivo. Siempre nos movemos; pero moverse dentro de Europa es muy fácil, porque lo puedes hacer en tren, auto y los aviones son vuelos de no más de 2-3 horas. A Lima también voy dos veces al año, y aunque es un viaje más largo, hay que ir porque allá está la familia y parte del trabajo.

VA ¿Cómo nació el diminutivo Sassa con el que hoy eres conocida internacionalmente?

SDO Desde que era chiquita. No podía decir bien mi nombre, Alessandra, así que me quedé con Sassa.

VA Los medios europeos destacan tu elegancia. ¿Pensaste alguna vez que llegarías a ser un referente de la moda?

SDO ¡Es un halago que me consideren un referente de moda! Yo solo me visto pensando en lo que me queda cómodo y en lo que creo resalta mi tipo de cuerpo.

VA ¿Cómo eliges tus outfit?

SDO Primero tengo que ver la ocasión. Para el día a día, ahora en invierno (europeo) por ejemplo, tomo el primer par de jeans a la vista, un suéter abrigador y unas zapatillas o mocasines de Pretty Ballerinas. Para el verano, me gusta ponerme vestidos sueltos y me encanta combinarlos con los slippers. ¡Ya si es una ocasión más importante, le doy un par de días antes de decidir qué ponerme!

VA Tienes un máster en Dirección de Empresas de Moda en la Universidad de Navarra, ¿aspiras a tener algún día una marca con tu nombre?

SDO Sí, es algo que siempre me ha tentado hacer. De hecho ahora, junto con una amiga chilena acá en Madrid, hemos empezado una línea de bolsos. Son producidos 100% en España con los mejores artesanos del país y los mejores cueros. La marca de llama Moi & Sass.

VA Has protagonizado sesiones de fotos para revistas en España y Perú, ¿tiene una predilección especial por las revistas?

SDO Sí adoro leer revistas, pero las revistas físicas. Hay algo en el papel que no tiene lo digital.

VA Ahora que estás casada, ¿tienes más o menos tiempo para dedicarle a tus actividades profesionales?

SDO Si claro, mi vida personal es siempre prioridad. El trabajo y otras actividades son secundarias. No siempre fue así, pero en este momento de vida es lo que toca.

Comenta este post

cerrar