VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 12 personas

Celebridades

Adiós al año trágico de Ariana Grande

En tan solo unos meses pasó de una relación tóxica a otra, enfrentando la muerte de uno de sus exnovios y la cancelación de un compromiso de matrimonio con el chico que presumía ser el amor de su vida. Al parecer, está dejando todo lo malo atrás.

Adiós al año trágico de Ariana Grande

Todos hemos experimentado alguna vez un annus horribilis (año terrible). Pero, además de sufrir, si nuestras tragedias personales se vuelven un asunto público resulta difícil enfrentarlas. Y eso es lo que le sucedió a Ariana Grande, quien, ante los ojos del mundo, continúa viviendo una serie de eventos desafortunados que parecen perseguirla desde mayo de 2017, cuando en uno de sus conciertos en el Man- chester Arena, de Reino Unido, el Estado Islámico perpetró un atentado en el que un explosivo provocó la muerte de 22 personas y dejó heridas a otras 116.

Como en una montaña rusa La intérprete de God is a Woman sorprendió a todos cuando en junio del año pasado se compro- metió con el comediante Pete Davidson, quien hasta antes de su relación con Ariana gozaba de cierta popularidad gracias a su participación en programas como Saturday Night Live. Llevaban solo unas semanas saliendo y decidieron anunciar su compromiso; cuestionados por la premura del hecho, ambos aseguraron que se habían “reconocido” como el uno para el otro desde la aparición de la cantante en el show estadounidense en 2014. Él quedó prendado de ella desde el primer momento en que la vio, y la estrella, según declaraciones recogidas por CNN, le dijo a una amiga suya: “Él (Davidson) es el hombre con quien me casaré”.

Así, de un instante a otro, todo parecía ser color rosa; la pareja se dejaba fotografiar en eventos dando muestras públicas de afecto y comenzaron a tatuarse en honor mutuo. Él se plasmó detrás de una oreja un dibujo del antifaz de conejo que Ariana hizo icónico en su álbum Dangerous Woman (y que luego convirtió en un corazón negro con la letra “A”), también se tatuó las iniciales “AG” en uno de los dedos de la mano, las siglas H2GKMO (Honest to God, Knock Me Out), un adagio muy importante para ella, y, en la nunca, la frase ‘Mille tendresse’ (Mil ternuras), tal como Ariana Grande la lleva desde 2014. Ella también se hizo tatuajes para Pete (que ya comenzó a removerse o a ‘retatuar’): en el pie se puso el número 8418, que él lleva en el brazo en memoria de su padre, quien era bombero y falleció en los atentados del 9/11, y grabó el nombre de Pete en su anular izquierdo.

Los enamorados se mudaron a un lujoso departamento en Nueva York, adoptaron una cerdita como mascota (a quien recientemente Ariana se refiere como el ‘amor de su vida’) y el comediante le entregó a su novia un anillo de cien mil dólares con un diamante en forma de lágrima. Todo parecía ser perfecto, aunque los fans de la cantante nunca estuvieron muy contentos con el noviazgo, y es que Davidson llegó a hacer bromas pesadas sobre el atentado en Manchester o sobre sus formas de “atraparla”, como el hecho de cambiar sus pastillas anticonceptivas por dulces. Además, todo parecía ir extremadamente rápido. Semanas antes de comenzar a salir con él, había terminado una relación tormentosa de casi dos años con el rapero y productor discográfico Mac Miller, a quien parecía tener urgencia de olvidar.

¿A qué se debe su “mala suerte”?

Para muchos de sus seguidores pareciera que es víctima de una maldición. Pero hay que recordar que también ha gozado las mieles de la buena fortuna: siendo niña, mientras cantaba en un karaoke de un crucero, la estrella Gloria Estefan la escuchó por casualidad y le dijo que no debía alejarse de la música. Su talento le ha abierto puertas inimaginables en el mundo del espectáculo y tiene millones de fans que la admiran. Quizá esta serie de sucesos desventurados se debe a duelos que Ariana no ha terminado de procesar, ya que ha recurrido a nuevas relaciones o trabajos para mitigar su dolor en lugar de tomarse una pausa para enfrentarlos. Eso la ha llevado a tomar decisiones precipitadas que no son óptimas para su vida. Sobre la importancia de superar las pérdidas, la Asociación Americana de Psicología sugiere continuar con una existencia normal y, entre otras cosas, aceptar los propios sentimientos, apoyarse en otras personas que lidian con estas penas y hablar con un profesional de la salud mental para sentirse orientado.

Cuando no se da “tiempo al tiempo”

Grande y Miller se conocieron en 2013, y entre 2016 y 2018 tuvieron un romance intenso. Es imposible negar que ambos parecían estar muy enamorados; sin embargo, entre bambalinas la relación era más tóxica de lo que cualquiera podría haber imaginado. La pareja tenía una agenda complicada que les dificultaba verse, y eso representaba un inconveniente, pero en realidad lo oscuro era que el rapero tenía graves problemas de alcoholismo y adicción a las drogas. Aunque hoy se sabe que padecía depresión, Ariana lo apoyó sin hablar de ello en público. Fue una batalla silenciosa contra las enfermedades que lo aquejaban y que, por supuesto, terminaron por dañarla a ella. La ruptura fue confirmada a través de las redes sociales: Grande publicó en Instagram que Mac era su mejor amigo y que continuaba en su vida de otra manera. Él, quien le dedicó unas cuantas de sus últimas canciones, también se mostraba orgulloso de su ex, en especial cuando tras un periodo de silencio tras el atentado de Manchester, retomó su carrera con el sencillo No Tears Left to Cry.

Pasado un tiempo, se tornó más abierta respecto a lo tempestuosa que había sido su relación con el rapero. Cuando un fan de Mac la “acusó” de haber abandonado al músico por “otro tipo” (Davidson) pese a que Miller le había dedicado un disco entero”, respondió:

“De qué manera tan absurda minimizas el autorrespeto femenino diciendo que una mujer debe permanecer en una relación tóxica porque un hombre ha escrito un disco sobre ella, lo cual, por cierto, no es el caso… no soy una niñera ni una madre y ninguna mujer debe sentir la necesidad de serlo. Lo he cuidado, he tratado de apoyar su sobriedad y he rezado por su equilibrio durante años (y siempre, por supuesto), pero avergonzar o maldecir a una mujer por la incapacidad de un individuo de mantener su vida en orden es un gran problema. Deja de hacer eso. Por supuesto, yo jamás compartí lo difícil y terrible que fue”

Sus palabras dejaban ver el dolor que le provocaba el comportamiento autodestructivo de su exnovio, con quien terminó en mayo de 2018. Era imposible que se encontrara bien a nivel emocional cuando comenzó a salir con Pete Davidson.

Parecía que con tal de superar esa etapa oscura, se refugiaba en su trabajo y en su nuevo idilio amoroso. Así, las cosas parecían ir bastante bien hasta que, el 7 de septiembre del año pasado, Miller fue encontrado inconsciente en su casa de California. Poco tiempo después se hizo público que Malcolm James McCormick, su nombre real, había fallecido a causa de una sobredosis de drogas.

Los estragos

Ese fue, sin duda, un terrible golpe para la cantante, quien los primeros días guardó silencio mientras los fans de Mac la atacaban con dureza en redes sociales, utilizando palabras como “asesina”, “culpable” o insultos que de seguro alteraron su estabilidad emocional, pues Ariana removió la opción de recibir comentarios. Más tarde, publicó una fotografía de Mac en Instagram sin ningún texto. Lo cierto era que Miller, además de haber hecho colaboraciones musicales con Ariana, la apoyó de manera incondicional para recuperarse del terrible trauma provocado por el atentado. Era su amigo, se convirtió en su pareja y, como se fue evidenciando, ella no dejaba de extrañarlo. En septiembre publicó un video con un mensaje conmovedor sobre él:

“Te adoré desde el primer día que te vi cuando tenía 19 años y siempre lo haré. No puedo creer que ya no estés aquí. Mi mente no deja de dar vueltas al asunto. Hablamos de esto tantas veces. Estoy tan enojada y triste que no sé qué hacer. Eras mi amigo más querido… lamento mucho no haber podido arreglar o borrar tu dolor. En verdad quise hacerlo. Eres el alma más buena y dulce con demonios que jamás mereció. Deseo que estés bien ahora. Descansa”, sentenció.

Los mensajes de Ariana en memoria de Mac Miller continúan. Si sanar las heridas de una ruptura es difícil, superar la muerte de alguien amado lo es más. Y quizá la falta de un periodo calmo que le aportara duelo, fue un factor determinante para que su apresurada unión con Pete Davidson terminara por disolverse.

En busca de un sendero iluminado

La intérprete no se rinde con facilidad. Aún afectada por el atentado de Manchester, la muerte de su ex y el final de su tan publicitado compromiso, insiste en salir adelante tal como el mundo la vio cuando, días después del ataque terrorista, se presentó de nuevo en el Manchester Arena para el concierto One Love Manchester, que ella misma organizó reuniendo a estrellas como Katy Perry, Justin Bieber, Robbie Williams, Miley Cyrus y el mismo Miller, con el fin de recaudar fondos para ayudar a las víctimas y a sus familiares.

Y ahora, una vez más, después de un brevísimo periodo de silencio en redes sociales, busca dejar todo su dolor atrás, y está enfocada absolutamente en su próxima gira:Sweetener World Tour, la que iniciará en marzo próximo, y en disfrutar de sus últimos éxitos musicales, los sencillos Thank U, Next y 7 Rings que han sido toda una revelación este 2019. Mientras tanto, además de que en sus apariciones no luce el diamante que le obsequiara su ex (que, por cierto, le devolvió), de paso oculta el tatuaje en su dedo con un parche curita, como si una bandita adhesiva ocultara grandes heridas.

Comenta este post

cerrar