VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 13 personas

Cocina

El encanto de los sabores chilenos

En medio del sector de El Golf, se ubica un ameno y acogedor lugar con paredes de madera, cómo dos sillones de cuero y el ambiente idóneo para tomarse un café durante la mañana y por las noches un buen cóctel. Ese espacio decorado al estilo inglés es The Ritz Bar, un rincón dentro de […]

El encanto de los sabores chilenos

En medio del sector de El Golf, se ubica un ameno y acogedor lugar con paredes de madera, cómo dos sillones de cuero y el ambiente idóneo para tomarse un café durante la mañana y por las noches un buen cóctel. Ese espacio decorado al estilo inglés es The Ritz Bar, un rincón dentro de The Ritz-Carlton, Santiago que aunque comenzó siendo un club para fumar puros, hoy es un elegante bar donde visitantes y turistas pueden disfrutar de preparaciones y tragos nacionales.

La nueva apuesta de The Ritz Bar ha sido presentar una carta que privilegia los sabores chilenos. “La idea era cambiar a una carta con una amplia variedad de sándwiches y con platos que se pueden comer solo con tenedor, sin usar cuchillo y enfocarla al concepto chileno”, explica Alejandro Mato, Chef Ejecutivo de The Ritz-Carlton, Santiago.

Para ello, la renovada carta incorpora algunos de los sabores chilenos más típicos como es el caso de las sopaipillas rellenas de plateada de wagyu con queso de cabra, que se  presentan en forma de empanaditas para picar acompañadas de un pebre de palta. A ellas se suma el trío de tártaros: tres opciones de ceviche que incluyen filete de res, ostiones de Tongoy y un suave atún del Pacífico.

Otro imperdible para quienes visitan The Ritz Bar es el trío de minihamburguesas de res con rúcula, tocino y queso azul, cebolla caramelizada y huevo de codorniz, y tomate, palta y queso mantecoso. El chef Alejandro Mato recomienda el sándwich de salmón con rúcula, pepino, alcaparras y cebolla morada con el delicioso toque de la salsa tártara. Todo ello servido sobre un esponjoso pan teñido con nori.

Los platos se pueden acompañar con los variados cócteles que allí ofrecen. A los clásicos gin tonic y martinis, se suman los whiskys de la amplia línea Macallan y las preparaciones más chilenas con pisco. Un destacado es el whisky servido con una esfera de hielo hecha por el mismo barman. El escenario ofrece una experiencia completa que va desde la dedicada atención del personal hasta el jazz, bossa nova y música anglo que se toca en vivo de lunes a viernes de 18.30 a 20.00 h. Definitivamente, The Ritz Bar es un rincón perfecto en la ciudad para compartir y disfrutar de exquisita gastronomía, refrescante coctelería y de un ambiente acogedor.

Comenta este post

cerrar