VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Moda

Trend Alert: Rojo poderoso

Dicen que el primer vestido absolutamente rojo furioso lo creó el sensacional y elegante diseñador Valentino, quien el año pasado lanzó una de las fragancias más glamorosas y fascinantes para las mujeres del mundo entero: Valentina. Desde el día que este genio hizo caminar a una modelo alta y delgada por una pasarela enfundada en […]

Trend Alert: Rojo poderoso

Dicen que el primer vestido absolutamente rojo furioso lo creó el sensacional y elegante diseñador Valentino, quien el año pasado lanzó una de las fragancias más glamorosas y fascinantes para las mujeres del mundo entero: Valentina.

Desde el día que este genio hizo caminar a una modelo alta y delgada por una pasarela enfundada en un traje rojo intenso, el “total look” con este color suele imponerse cada tantas temporadas. Bueno, este Otoño-Invierno es una de ellas. Viene todo lo rojo. Accesorios, carteras, zapatos, pantalones, top y chaquetas. Del vestido rojo completo, ni hablar, ¡es un gran must!

La maravilla es que a casi todas las mujeres el rojo les suma en todo. Las hace ver más vibrantes, más poderosas, más energéticas, positivas y hasta carismáticas. Diría que solo aquellas mujeres con la piel con toques de cian (pieles azuladas) podrían verse poco equilibradas porque el rojo les quitaría su energía esencial, pero las demás necesitan llevarlo y empoderarse de su onda.

Por lo demás, el tono rojo viene bien con casi toda la gama cromática. Su amor absoluto está con los rosados, los azules, el negro y el blanco. En todas las gamas imaginables.

Llévalo en aquellos días que sabes, serán difíciles y agotadores. Lúcelo en esa reunión insoportable con el jefe(a), ese minuto en que necesitas no sentirte intimidada. Y si quieres aún más potencia, maquilla tus labios en un rojo furioso y el resto de makeup libéralo, solo cuida que tu piel esté cubierta por una buena base y las pestañas tengan máscara de gran largo. Cero sombra de ojos, cero delineador.

Y, por supuesto, al llevarlo recuerda la creación de Valentino, esa mujer estilizada que levitaba con el primer vestido rojo que la acompañaba sin dudar en cada movimiento.

Cuestión de actitud. Lo demás es imprescindible.

Comenta este post

cerrar