VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Moda

¿Me haces el nudo?

¿Hay algo más sexy que un hombre luciendo una linda corbata? Este accesorio no es solo un pedazo de género que se inventó hace muchos años atrás, sino que representa la capacidad de los hombres para diferenciarse.

¿Me haces el nudo?

La corbata en el cuello de un hombre es como la guinda de la torta. En otros blogs hemos visto como el traje, la camisa, los zapatos y cinturón otorgan a los hombres elegancia y distinción. Sin embargo, la armadura se vuelve reluciente cuando añades ese toque tan especial en su cuello: la corbata.

Taconeras, la corbata no es solo un pedazo de género que se inventó en Croacia en el 1600, no. La corbata representa la capacidad de los hombres para diferenciarse. ¡Al igual que la falda en las mujeres!

CCC

Ahora bien, el amarre de la tela es un arte. Por tanto, cuando hablamos de un elemento tan distintivo como la corbata, la simpleza es lo mejor, ya que demuestra sobriedad. Algunos destacados diseñadores nacionales y también extranjeros enfatizan que el nudo de la corbata debe ser un símil con la figura femenina y lo más parecida a la cintura de avispa.

La corbata de seda es lo más que hay: lo más linda, lo más formal, lo más elegante y lo más caro. Las encontrarás en Hugo Boss, Brooks Brothers, Dior, en Ermenegildo Zegna y aunque sólo este pequeñito pedazo de tela puede sonar un poco a derroche, créanme que si regalan una, o tu pareja invierte en una, le servirá eternamente para las ocasiones especiales, porque es especial.

CC

Las 3 reglas más importantes:

1) La cintura establece el largo.
2) La corbata debe ser estrecha pero no excesivamente delgada.
3) El nudo debe ser sobrio, proporcionado y muy sutil. El más recomendable es el nudo americano (four-in-hand), aunque también puedes recurrir sin abusar al Windsor, ‘príncipe Alberto’ y el ‘súper doble Elliott’.

Ya sabes lo necesario para que el nudo no termine en un enredo horrible.

¡Un abrazo!

Doña Aurora

Comenta este post

cerrar