VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 16 personas

Moda

10 acertijos de la moda

Las siluetas más polémicas del último tiempo.

10 acertijos de la moda

1.- Niños, encogí a su madre

Es cierto, el oversize está de moda y las prendas con mucha información, también. Ni hablar de las botas con plataforma y tacón gigantesco muy a lo vedette de teatro de variedades de los 70. Ahora, si pones todo esto junto, el resultado puede ser un horror, y aunque seas Lady Gaga (quien modeló este atuendo para Marc Jacobs), te verás fatal. Pareciera que se hubiera encogido dentro del modelito antes de salir a la pasarela o, peor aún, luce como si midiera medio metro de estatura.

Veredicto: Feo. Y aunque Marc nos encanta, sentimos que en esta oportunidad perdió el sentido de la calibración.

2.- Me escapé del manicomio 

La blusa blanca ha tenido una revolución y casi todos los diseñadores han decidido transformarla de acuerdo con su estilo. Las hay barrocas, con mangas aglobadas, clásicas o deconstruidas. Aunque algunas parezcan una camisa de fuerza, hay que reconocer que tienen mucha onda. Hay un modelo de DKNY, que tiene una parte rota del costado del cuello y un delantal que cae de lado como un medio sarong o una sobrefalda; este detalle la convierte en una pieza muy interesante. Tal vez es extraña, pero ¿fea? Cuando una prenda está bien confeccionada y es innovadora, solo falta alguien que la lleve con poderío.

Veredicto: Incomprendida.

3.- El colgador dentro del abrigo 

Es una vieja broma que hacían a todos los que usaban hombreras en los 80. No obstante, Hedi Slimane sorprendió con este abrigo de zorro en azul cobalto de la última colección que hiciera para la casa YSL. Muchos se preguntarán: “¿Hay alguien que se ponga eso?” y sí, Rihanna, Cara Delevingne y algunas otras celebridades lo usaron… y otras más matarían por poseerlo. Sin embargo, nadie que no pertenezca al showbiz pareciera tenerlo. Para empezar, se debe contar con una figura muy específica que lo luzca con gracia.

Veredicto: Incomprendida, porque aunque parezca poco práctica, es estética y visualmente maravillosa.

4.- Hoy no me puedo levantar

… y por esta razón, me envuelvo en la manta que me tejió la abuela. Eso parece el suéter de Joseph que presentó hace un tiempo en su colección en Londres. Sí, lo artesanal está de moda, los colores y el tejido chunky. Pero una vez más, todo junto dio este resultado que parece el look de una mujer que tuvo que pararse de madrugada para ver si su hijo ya había llegado de la fiesta, vistiendo un suéter hippie-manta.

Veredicto: Feo.

5.- Limpiando las lámparas

Podrían hacerse todas las bromas posibles de este vestido; lo cierto es que a nivel de manufactura, esta prenda de Moschino es una verdadera obra de arte. Es impráctico porque dudo mucho que la señorita que lo use se pueda sentar y probablemente al girarse bote a las cinco personas que tenga más cerca. Pero como creación, es excepcional.

Veredicto: Incomprendido.

6.- Paseando al gato

Loewe, quiso que sacaras a pasear a tu gato, pero colgado del cuello. Creó un collar con la cabeza de un gato enorme para dar fuerza a sus prendas de trazo tan limpio. Fíjate que la cabeza del animalito de acrílico es casi del mismo tamaño que de la modelo. Se puede obtener un resultado maravilloso… o terrible.

Veredicto: Incomprendido.

7.- De caja fuerte 

Así decían las madres: “Tu combinación es como de caja fuerte, porque solo tú la sabes”. Y sí, como este modelito de Giamba: una chaqueta de cuero de motociclista grafiteada, un body de gasa transparente con lunares y un vestido tipo baby doll. Una mujer atrevida puede usar este atuendo sin problema. No obstante, si le quitamos la chaqueta y la usamos por separado, ¡es una belleza!


Veredicto: Incomprendido.

8.- La gata bajo la lluvia

El problema con este vestido no es el diseño, sino la puesta en escena. Aunque es bonito, cuando vemos la imagen general perdemos el interés. Los detalles de la pieza son dignos de observar detenidamente, pero ese pañuelo-turbante brillante de la modelo, que parece una bolsa de plástico, y el wet look en el cabello, como si le hubiera caído un diluvio encima, hacen que pierda todos los puntos.


Veredicto: Feo.

9.- Hawái

Parece que esta tendencia de ponerle flecos a todo, falda hawaiana o una lamparita de bar de los años 40, está bastante fuerte. Pero esto no quiere decir que sea bonita. Si ves este vestido podrías decir: “Si a la modelo se le ve así, ¿cómo le lucirá a una mujer de carne y hueso? House of Holland siempre nos ha encantado por sus creaciones atrevidas, humorísticas y poco convencionales, pero como mencionamos antes, el que se pasa demasiado de la raya corre el riesgo de que lo eliminen. Un vestido sin sentido, poco favorecedor y desagradable… así como suena.


Veredicto: Feo.

10.- La comerciante informal 

Dedicarse al comercio informal es un trabajo tan digno como cualquier otro. Inspirándose en estos comerciantes, el diseñador Demna Gvasalia, el director artístico de Balenciaga, creó una nueva cartera para la temporada Otoño-Invierno. Es un bolso maxi de esos que se utilizan para cargar muchas cosas de forma práctica o ligera y que venden en todos los mercados del mundo por pocos pesos. Obviamente esta versión es de piel y cuesta miles. La pregunta es: ¿quién querría una bolsa carísima que emula una baratísima? Aunque bajo esta premisa diseñaba Chanel: la pobreza de lujo.Puede que la idea no esté tan mal, sin embargo, este accesorio ¡es espantoso!


Veredicto: ¡Feísimo!

Comenta este post

cerrar