VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

Las enseñanzas de Grey

Para no quedarme afuera de las conversaciones  entre mis congéneres entré en el mundo de las Cincuenta Sombras de Grey y quedé sorprendida,  porque a pesar de las apreciaciones personales  pueda tener cada una de la trilogía, creo que el éxito que ha tenido esta saga habla de las mujeres de hoy, de nuestras necesidades […]

Las enseñanzas de Grey

Para no quedarme afuera de las conversaciones  entre mis congéneres entré en el mundo de las Cincuenta Sombras de Grey y quedé sorprendida,  porque a pesar de las apreciaciones personales  pueda tener cada una de la trilogía, creo que el éxito que ha tenido esta saga habla de las mujeres de hoy, de nuestras necesidades más ocultas relacionadas con lo que esperamos tener de los hombres y la profunda insuficiencia  y falta de información que padecemos en relación al sexo y cómo obtener placer.

La locura de las mujeres por el personaje de Christian Grey es sin duda un aviso a los hombres de nuestra generación, al parecer tenemos altas expectativas, como en todo cuento de princesas buscamos en un hombre belleza, riqueza, fama, éxito, pero la diferencia está que en este personaje se agrega el tema del control. Creo que este punto es central  y no al azar pensando en el mundo ultra independiente que muchas mujeres vivimos, donde algunas competimos profesionalmente a la par con los hombres  sumado a la influencia del movimiento  de la liberación de la mujer que sigue desarrollándose a pasos agigantados, vamos olvidando que necesitamos que nos cuiden, nos mimen y se preocupen por nosotras, nos vamos al extremo de la autosuficiencia y no permitimos que paguen la cuenta, nos pasen a buscar o nos hagan regalos.

Creo que como mujeres modernas debemos reconocer nuestro lado femenino y frágil, que no es lo mismo que ser débil, sino que reconocer que somos valiosas y como tal merecemos cuidado, preocupación y respeto explícito por parte de nuestros hombres, el amor de muchas mujeres a Christian Grey tiene que ver con eso, con la necesidad  a veces culpable de que nos cuiden, de contar con alguien que siga nuestros pasos para ver si estamos bien.

Lo segundo que nos viene a enseñar Grey a mi modo de ver, es nuestro completo desconocimiento en cuanto a sexo se refiere, si bien en los últimos años ha habido una considerable apretura hacia estos temas en nuestra sociedad, no debemos olvidar que antes el sexo era un tabú, venimos de una cultura opresora donde “estos temas no se conversan” por lo que pocas de nosotras ha recibido una verdadera formación al respecto, quizás tenemos conocimiento de cómo controlar la natalidad, pero ¿a alguien le han enseñado cómo obtener y dar placer a su pareja? ¿Alguien nos habló de cómo desarrollar la creatividad en el sexo? La mayoría no tenemos idea de estos temas y pretendemos tener buenas duraderas  y satisfactorias relaciones sexuales con nuestras parejas espontáneamente, cuando la verdad es que para dominar el arte de lo que sea, primero necesitamos aprender, informarnos. Para este punto yo recomiendo leer a los sabios orientales, que nos llevan la delantera como cultura en el conocimiento y estudio del erotismo, una buena edición del Kamasutra, el Sexo Tántrico o  el Tao del Sexo son lecturas que enriquecen nuestro conocimiento sobre el deseo, nuestro cuerpo y la infinidad de cosas que podemos lograr con creatividad y algo de información.

Les recomiendo a las taconeras dejarse querer y cuidar junto con explorar su sexualidad, es realmente un mundo fascinante al que todas podemos acceder.

Un abrazo grande a las taconeras,
Rosario Matte Covarrubias
Psicóloga , Terapeuta Corporal.
www.rosariomatte.com

Comenta este post

cerrar