VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 9 personas

Noticias

¡Adiós, Sir Elton John!

De manera sorpresiva el músico británico anunció que se retira. La razón: a sus 70 años de edad, lo único que anhela es compartir más tiempo con su familia.

Por Autor: María del Carmen López
¡Adiós, Sir Elton John! Elton John performs at Genting Arena on June 07, 2017 in Birmingham, England.

El británico informó que, al término de su gira Yellow Brick Road, la cual durará tres años, se retirará para dedicarle más tiempo a su núcleo cercano, compuesto por su esposo, David Furnish, y sus hijos Elijah y Zachary.

No fue una ocurrencia de último momento, como se podría pensar conociendo su estilo, pues él mismo aclaró que fue una decisión tomada por su familia en conjunto mientras se encontraban en Francia, en 2015, pero esto, dijo, no significa que dejará del todo la música (una de sus razones de vivir), pues entre sus planes está continuar escribiendo canciones.

“La música tiene un poder curativo. Tiene la habilidad de sacar a la gente de sí misma por unas horas”. Elton John

Así nació la leyenda

No hay duda de que desde su infancia fue un niño prodigio: según registra su sitio oficial, a los tres años de edad dejó atónitos a sus padres, pues lo sentaron frente a un piano y empezó a tocar de oído el tema The Skater’s Waltz, no era extraño su gusto por la música, pues su papá, Stanley Dwight, era un trompetista semiprofesional que tocaba en la Bob Millar Band. A los 11 años de edad su talento estaba más que probado, y obtuvo una beca para estudiar en la Royal Academy of Music, donde se mantuvo hasta los 17, cuando decidió que era momento de apartarse para aventurarse en la industria musical.

En ese entonces, andaba por la vida con el nom- bre de pila que le habían puesto sus progenitores: Reginald Kenneth Dwight. Comenzó a trabajar a los 15 años y, al igual que muchos apasionados de su vocación, con sus ganancias se hizo de un piano eléctrico, con el que más tarde, al abandonar la escuela, formaría su primera banda: Bluesology. En ella, también formaban parte un guitarrista de nombre Long John Baldry y Elton Dean, quien estaba a cargo de tocar el saxofón. Fue la fusión de los nombres de sus grandes amigos con los que formó su apelativo artístico, con el que inició una brillante carrera.

Si ya traía en los genes el amor por la música, fueron otros grandes de todos los tiempos quienes, sin saberlo, hicieron se convenciera del lugar al que pertenecía. Así lo recordó en la memorable entre- vista que le concedió en los años 70 a una revista especializada en música, donde se refirió a Elvis Presley y Bill Halley: “Cambiaron mi vida, no podía creerlo. Nunca quise ser otra cosa. Había empezado a estudiar música clásica en la Royal Academy of Music, pero sin mucho corazón. Nunca me interesó de verdad”. Gracias a este conjunto de experiencias, el mundo vio nacer a uno de los más grandes genios que, al momento en que unió su talento al de Bernie Taupin, se volvió en todo un fenómeno musical.

“Al mirar al pasado, me doy cuenta de que he tenido el gran privilegio de disfrutar de una vida loca”. Elton John

Básicos de su historia

●  Estuvo casado con Renate Blauel, una ingeniera de sonido, luego de divorciarse se asumió como homosexual y dijo que se sentía libre y cómodo diciéndolo.

●  Creó su fundación como una manera de agradecerle a la vida que luego de tantos excesos, nunca se hubiera contagiado de VIH SIDA.

●  Su colaboración creativa con Bernie Taupin rebasa los 50 años, es una de sus relaciones más largas.

●  Después del asesinato de su gran amigo Gianni Versace consideró contratar guardaespaldas.

●  Sus característicos anteojos se deben a que quiso rendirle honor a su ídolo Buddy Holly, y nunca más se los quitó.

De la composición a la voz

A lo largo de su carrera, de más de 50 años, tiene importantes creaciones, es imposible no hacer mención de Candle in the Wind, que en un inicio había compuesto con Taupin para rendirle honor a Marilyn Monroe. En 1994, la adaptaron para despedir a su entrañable amiga, la princesa Diana de Gales. El tema se convirtió en uno de los más vendidos de la historia y es el número uno de sus hits según Billboard.

¿Por qué nos rendimos ante él?

Elton John es mucho más que un cantante exitoso, ha marcado historia por ser uno de los artistas más multifacéticos: compositor, actor involuntario en sus conciertos, altruista; lo mismo hace un disco que musicaliza una película o una obra de teatro, pero también se da tiempo para ser un verdadero y leal amigo, padre y esposo comprometido y un filántropo que recauda fondos y ayuda a distintas causas, como la educación, la lucha contra el sida y el cáncer. Todas estas cualidades le valieron para que, en 1998, la reina Isabel II le concediera el título de “sir”.

Así, su nombre cambió a sir Elton Hercules John; aunque cualquiera pensaría que el segundo nombre lo habría elegido en referencia al mítico héroe, la realidad es que lo hizo para recordar al caballo de una famosa serie inglesa que se llamó Steptoe and Son (estrenada en 1962), de la cual era fan.

Muchas generaciones han crecido a su ritmo, y bastantes más se han enamorado, han recordado a un gran amor y también a una pérdida irreparable, pero sería injusto no traer a la mesa su valiosa contribución social y la empatía que ha generado hacia las personas que están en condición de desventaja, ya sea en cuestión de salud u oportunidades de vida.

Su lealtad y capacidad de amar y para hacer que lo amen, tampoco está en duda: cercanos y celebridades siempre están dispuestos a sumarse a las causas que abraza, asimismo, su público todo el tiempo está pendiente de su carrera. Estas son sólo algunas de las razones por las que despedirlo de los escenarios es un motivo para rendirle honor y agradecer que, desde otra trinchera, continúe tejiendo y sumando a la historia musical.

Comenta este post

cerrar