VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Pareja

Adicción al amor: cuando la pareja se transforma en una obsesión

La adicción al amor se llama también codependencia, y lo sufren tanto mujeres como hombres de diferentes edades. Estas personas confunden el amor que creen sentir con una adicción y obsesión totales hacia otra persona. Por lo tanto son incapaces de salir de una relación sentimental que no les está haciendo feliz porque creen que […]

Adicción al amor: cuando la pareja se transforma en una obsesión

La adicción al amor se llama también codependencia, y lo sufren tanto mujeres como hombres de diferentes edades. Estas personas confunden el amor que creen sentir con una adicción y obsesión totales hacia otra persona. Por lo tanto son incapaces de salir de una relación sentimental que no les está haciendo feliz porque creen que si no tienen a esa persona en su vida, su mundo no tendría sentido, no valdría nada, estaría completamente vacío.

Las personas co dependientes en general establecen relaciones tóxicas, abusivas y destructivas, son personas que tienden inconscientemente a buscar relacionarse con otros que le permitan desarrollar su manera particular de vincularse: se dedica a “ayudar” a su pareja, buscando por todos los medios “rescatarla” de esa vida tan problemática y conflictiva que mantiene hace años. El problema en este caso no es querer ayudar, es que la persona co dependiente piensa que es su obligación o razón de ser, porque cree saber qué es lo mejor para esa persona, pierde su autoestima, identidad y queda a la deriva olvidando sus propias necesidades.

El temor a perder a esa persona que es objeto de su amor es la razón principal que impide poner fin a una relación que le está haciendo daño. El adicto se engaña a sí mismo y no logra reconocer su problema, porque está más atento a los problemas que tiene su pareja. Se inventa mil excusas para no ver la realidad que es evidente para todos quienes lo rodean. Su pareja es su prioridad, la persona más importante en su vida, y por esta razón llega a descuidar sus relaciones sociales, hobbies y en algunos casos hasta su propia salud.

El adicto al amor frecuente es celoso y posesivo, se muestra inseguro sobre la relación y muy sensible a las críticas que su pareja le pueda hacer. Tiene un miedo terrible al abandono. Presiente en cada momento que podría terminar la relación, es muy inseguro y dependiente, necesita a su pareja y no imagina su vida sin ella. Por lo general, en estos casos la relación sólo tiene su fase alegre y positiva en el comienzo, pero más adelante la relación se deteriora y se hace muy dolorosa y angustiante para ambos.

El mayor temor del adicto al amor es la idea de que la persona a quien quiere lo pueda dejar , intenta todo para que eso no suceda, y si ocurre esto, reemplaza a la pareja anterior por otra de manera inmediata, porque le teme intensamente a la soledad y tiene la profunda sensación de que nadie lo va a querer tal como es.

El adicto al amor está enamorado de la idea del amor. Ama más este concepto que a su pareja. En ocasiones no ve la realidad y fantasea con situaciones imposibles. Muchas veces dice conocer a su pareja pero su nivel de autoengaño es tal que en realidad lo que ve son imágenes idealizadas.

Estas personas adictas al amor a menudo se encuentran sobrecargadas, no conocen sus límites por lo que trabajan de más, se preocupan de más. Muchas veces sufren de depresión, sufrimiento extremo, angustia o cansancio crónico. Siempre intentan resolver los problemas de los demás y se enferman a causa de la relación sentimental en la que se encuentran. Por último, estos adictos al amor se ponen en una posición de víctima frente a su vida, aceptan “lo que les tocó” antes de buscar qué es lo mejor para ellos.

A continuación les presento una serie de preguntas que les servirán para identificar si eres un Adicto al Amor:

– ¿En general, te enamoras de forma fácil y rápida?

– ¿Cuando te enamoras fantaseas con frecuencia un futuro con tu pareja, aunque estés haciendo cosas importantes?

-¿Cuando te sientes solo/a eres capaz de bajar tus estándares y conformarte con menos de lo que crees que te mereces, con tal de tener compañía?

-¿Crees que debes resolver los problemas de tu pareja?

-¿Te sientes culpable porque tu pareja es infeliz o hace cosas que lo dañan?

-¿En lo profundo, todo lo que haces por tu pareja es para que te valore?

-¿Sientes que no vale la pena preocuparte por ti o por tu vida?

-¿Tu vida solo tiene sentido porque tienes que preocuparte de tu pareja?

-¿Sueles sofocar/ ahogar a tus parejas?

– ¿Te involucras seguido con gente que no quiere comprometerse al 100% contigo, con la esperanza de que van a cambiar?

-¿Te enamoras con facilidad de personas problemáticas?

-¿Cuándo te gusta alguien, sueles no darle importancia a las señales que indican que esa persona no es buena para ti?

– ¿No eres feliz con tu pareja, te sientes frustrado, angustiado, enojado, y sientes miedo con regularidad?

Si respondiste “si” a mas de tres preguntas seguramente eres una persona co dependiente que con facilidad se involucra en relaciones que le hacen daño.

En el próximo post les recomendaré las principales claves para poder superar la Adicción al amor.

¡Hasta pronto!

Rosario Matte Covarrubias

Psicóloga, Terapeuta Corporal, Guía desarrollo personal.

http://www.rosariomatte.com

 

 

Comenta este post

cerrar