VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Pareja

¿Estás siendo una prioridad en tus relaciones?

Este es un tema al que llegamos en muchas sesiones de coaching con mis clientas, y es transversal para las mujeres en todas las edades.

¿Estás siendo una prioridad en tus relaciones?

Nos han enseñado a poner a los demás antes que a nosotras mismas, y a creer que eso es algo bueno, un signo de bondad y humildad. Hemos crecido escuchando que para ser “buenas personas” no debemos ser egoístas. Que ser egoístas, es algo malo. La regla maestra dice que debemos tratar a los demás como nos gustaría ser tratados, sin embargo, en las relaciones, muchas personas tratan a los demás mejor que a ellas mismas. En el camino se olvidan de ponerse antes como prioridad, de honrarse a sí mismas antes. Y este comportamiento es frecuentemente causado por el juicio que le atribuimos al egoísmo.

La mayoría de la gente rechaza y niega este rasgo de personalidad pues lo juzga como algo malo. Sin embargo, lo que negamos no desaparece, se entierra en nuestro inconsciente y, finalmente, esa energía se proyecta hacia fuera sobre los demás, en la forma de una personalidad “complaciente”.

Si sientes que tus últimas parejas han sido egoístas, que tu ex tomó más de lo que dio en la relación, y eso te hizo sentir frustrada, rechazada y no respetada, es probable que estés operando bajo un coctel de creencias erróneas sobre el egoísmo y la bondad, creencias como: “si no soy todo lo buena que puedo ser, soy egoísta, y ser egoísta es malo” y “para ser querida y no abandonada debo ser buena”. Nadie puede tratarte mal sin tu permiso. En las relaciones, siempre atraerás lo que niegas hasta que trabajes en eso.

Muchos de los consejos populares que se dan sobre cómo atraer y mantener a una pareja, te dirán que no pidas lo que deseas porque vas a asustar y a alejar a la otra persona. Te dirán que pedir equivale a mostrarse necesitada y que eso no es atractivo para un hombre. Sin embargo ¿vale la pena querer a alguien que se asusta y aleja cuando pides lo que quieres?  La razón por la que no te tratan como quieres y te mereces es porque prefieres ser víctima antes que ser considerada egoísta.

La personalidad de alguien que tiene ese juicio maestro sobre el egoísmo y el “ser buena” es complaciente, demasiado amable, nunca quiere decepcionar a otros. Y cuando alguien asume el papel de complaciente, alguien asumirá el de abusador. Si te aproximas a las relaciones con la idea de que las necesidades de los demás son más importantes que las tuyas, eso es exactamente lo que atraerás.

Para cambiar ese patrón, lo primero que debes hacer es asumir la responsabilidad de que es tu personalidad complaciente la que está atrayendo a los abusadores a tu vida. En segundo lugar, entender que las razones de tu complacencia no tienen que ver con los demás, sino contigo y el querer mostrarte como una buena persona por temor a ser abandonada. Das para conseguir algo. Entonces, necesitas comenzar a cambiar tu guión, comenzar a hacer de ti misma una prioridad, y así comenzarás a ver cómo tus relaciones empezarán a reflejar eso de vuelta a ti.

Es probable que cuando cambies tu guión, los abusadores en tu vida se enojen y te abandonen, pues no se sentirán satisfechos. Y que te veas tentada a volver a tu antigua identidad de “buena persona”.  Sin embargo aquí es donde puedes graduarte del patrón, enfrentar tu temor a ser egoísta y no ser buena persona, y atreverte a verlo como lo que realmente es: una creencia limitante que te mantiene prisionera en la complacencia de otros a costa de ti… algo realmente muy agotador.

Poner tu atención en ti primero, ser tu primera prioridad, no es aprovecharte de los demás, sino honrarte a ti misma, honrar tus propias necesidades, tratarte a ti misma con amor y respeto. Y eso va a requerir que aprendas a decir que “No”. Una frase magistral que le puedes decir a los abusadores en tu vida, para reafirmar tu “No”, es: “No te estoy diciendo que no a ti, estoy diciendo que sí a mí.”

¿Qué estás tolerando en tu vida? ¿De qué manera la identidad de “ser buena persona y ser complaciente” te ha mantenido atrapada en relaciones infelices?

Eso es lo que miramos y desafiamos en “Llamar a Tu Amor®”, cada vez que alguien tiene esta idea de que “hay que ser buena persona porque sí, porque es malo ser egoísta”, mostrándole que en verdad, cada vez que lo hace sin honrar antes sus necesidades, está creando evidencias de que es cierto que los demás son egoístas, evidencias que después ella misma señala diciendo: esto es realmente verdad.

Pero eso no es realmente verdad. Todos somos poderosos creadores, y en especial en lo que se refiere a generar nuestro futuro. Nada es más poderoso que lo que hoy nosotras somos capaces de generar para nuestro futuro, si tenemos claridad y estamos en pos de nosotras mismas y de las mayores posibilidades en nuestra vida, y si nos comprometernos con esas posibilidades y nos organizarnos alrededor de ellas.

Verónica Freire
Coach de Relacionamiento
 veronica@llamaratuamor.com
 www.llamaratuamor.com

Comenta este post

cerrar