VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 18 personas

Realeza

Camilla habla del drama familiar que vivió Meghan previo a su boda

La esposa del príncipe Carlos dijo lo que pensaba la familia real sobre la ausencia del padre de Meghan; y una imagen hace suponer que ambas duquesas ya se tienen mucho cariño y hasta las llaman “aliadas”.

Por Fuente: Vanidades.com
Camilla habla del drama familiar que vivió Meghan previo a su boda

El pasado 19 de mayo se vivió la llamada boda del año, la cual protagonizaron el príncipe Harry de Inglaterra y la exactriz estadounidense Meghan Markle.

Sabemos que días previos a la boda, la hoy duquesa de Sussex vivió unos días estresantes, de los que finalmente salió airosa y vivió uno de los días más maravillosos de su vida.

Días después, Camilla, duquesa de Cornwall, describió la boda de la pareja como “inspiradora”.

La esposa del príncipe Carlos de Inglaterra admitió que la familia real no estaba segura “qué podría pasar después”, en aparente referencia al drama que se vivió días antes del enlace nupcial con la familia de Meghan.

Estas declaraciones, Camilla las hizo durante una entrevista en el noticiero 5 News de Londres.

“Fue un día tan agradable. Todo salió bien. Todos nosotros nos preguntábamos qué podrá pasar después y entonces, todo salió bien”, señaló.

Se sabe que el padre de MeghanThomas Markle, había confirmado que llevaría a su hija al altar, pero días previos a la ceremonia se supo que había preparado unas fotos con los paparazzi. También habría declarado que no quería avergonzar ni a su hija ni a la familia real por sus acciones, por lo que prefería no asistir. Luego de una llamada con su hija afirmó a TMZ que sí iría a la boda. Sin embargo, tuvo que ser operado de emergencia del corazón, motivo por el cual no pudo viajar a Londres para el enlace de su hija.

Finalmente, el papel de entregarla en el altar a Harry fue el príncipe Carlos.

¿Aliadas?

Este martes, los duques de Sussex aparecieron por primera vez después de haberse dado el “sí, quiero” en lo que fue su primer acto oficial, en el marco de las primeras celebraciones del cumpleaños 70 del príncipe Carlos.

La celebración se llevó a cabo en los jardines del palacio de Buckingham y entre lo que más destacó, además de la abeja que molestó a Harry durante su discurso, fue la aparente complicidad entre las duquesas, ya que compartieron risas cómplices, incluso, Camilla y Meghan se tomaron de las manos unos segundos, lo que deja ver que entre ambas existe simpatía y cariño.

Comenta este post

cerrar