VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 6 personas

Realeza

La reina Isabel podría decir basta a la situación de Meghan Markle con su familia

¿Crees que la Reina debería intervenir en esta situación? ¡Revisa la siguiente nota!

María Jesús Labarca
Por Nota original: Vanidades.com
La reina Isabel podría decir basta a la situación de Meghan Markle con su familia

Sabemos de los incómodos momentos que vive Meghan Markle en torno a su padre, Thomas, con respecto a las declaraciones públicas que éste ha hecho desde que su hija se casó con el príncipe Harry y que se han salido de control.

Desde antes ya se había especulado sobre las diferencias que existían entre ambos y, ahora, parece que la familia real podría intervenir ante dicha situación para que no siga afectando a la duquesa de Sussex.

Ha trascendido que los asistentes reales tuvieron una serie de reuniones de crisis de alto nivel sobre el comportamiento “fuera de control” de Thomas Markle y fuentes del palacio afirman que la paciencia de la familia real se ha terminado, ya que las entrevistas que ha dado el padre de Meghan han sido muy polémicas. Por esta razón, se dice que la reina Isabel podría verse obligada a interceder en esta seria problemática.

En dichas entrevistas, Thomas Markle se ha quejado en repetidas ocasiones de haber sido “ignorado” por su hija, y a ello también se le suman las declaraciones de la media hermana de Meghan, Samantha, quien hasta dijo que si su padre muere será culpa de Meghan.

Hermana de Meghan Markle: “Si nuestro padre se muere, te voy a hacer responsable”

Una fuente le dijo al Mirror que Meghan está “profundamente herida” por lo que se está convirtiendo en una “situación cada vez más desesperada”.

Por su lado, el comentarista real Phil Dampier dijo:

“Esto se está saliendo de control. Si esto continúa, no me sorprendería si la reina se involucra y golpea algunas cabezas juntas”.

La duquesa de Sussex cumplirá años el próximo fin de semana y su padre ya ha adelantado que ni siquiera tratará de ponerse en contacto con ella o de hacerle llegar algún mensaje al estar convencido de que el personal de palacio interceptaría cualquier misiva suya, algo que considera un nuevo agravio que añadir a la lista de ofensas -reales o imaginarias- que ha sufrido desde el enlace real de su pequeña.

“Es su cumpleaños el 4 de agosto y quiero enviarle una tarjeta. Pero si envío una tarjeta de cumpleaños al palacio de Kensington, o donde sea que viva ahora, será una entre miles. Probablemente nunca lo vea”, finalizó.

¿Qué te parece? ¿Crees que la Reina debería intervenir en la situación?

Comenta este post

cerrar