VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Tiempo libre

Clásico de invierno: ¡Un rico y simple queque!

Les juro que la próxima semana escribo sobre alguna receta de algo salado, pero es que con este frío díganme que no es tentador pensar en queques, pasteles y chancheos del estilo. ¿Cierto? Justamente de queque les voy a hablar. No me acuerdo de dónde la saqué porque la tengo anotada en un cuaderno roñoso […]

Clásico de invierno: ¡Un rico y simple queque!


Les juro que la próxima semana escribo sobre alguna receta de algo salado, pero es que con este frío díganme que no es tentador pensar en queques, pasteles y chancheos del estilo. ¿Cierto?

Justamente de queque les voy a hablar. No me acuerdo de dónde la saqué porque la tengo anotada en un cuaderno roñoso hace años, pero es lejos la receta de queque más fácil y versátil del mundo. Con fruta, bicolor o simplemente ralladura de limón… ¡siempre queda exquisito!

Acá va:

Ingredientes:
– 3 tazas de harina con polvos de hornear (yo generalmente siempre tengo sin, así que le echo una cucharadita y media de polvos)
– 1 taza de azúcar
– 1 taza de leche
– 2 huevos
– 100 gr. de margarina
– 1 cucharadita de esencia de vainilla
– Azúcar flor para espolvorear.

Preparación:
– Batir los huevos con el azúcar y la margarina.
– Cernir la harina y añadirla al batido anterior (con los polvos).
– Agregar la leche según sea necesario.
– Poner en un molde enmantequillado al horno unos 35-40 minutos.

Variaciones
– Yo separé la masa del queque de la foto y a la mitad de eché un poco de chocolate amargo para que quedara un queque bicolor.

– Hay veces en que agrego manzanas picadas y mermelada entre medio de la masa al momento de enmoldar. ¡Se mueren lo rico que queda!

¡Un abrazo, buen finde y suerte con la receta!

Ale

En Twitter: @ale_cortes

Comenta este post

cerrar