VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Tiempo libre

Los mejores chilenitos caseros

Ideales para tomar té cualquier día, llevar de sorpresa cuando estemos convidados y para los cumpleaños de los niños, estos chilenitos son muy ricos y demasiado fáciles de hacer. ¡En verdad se los recomiendo! Los hice la semana de Fiestas Patrias y causaron sensación. La receta es del libro “A mano” de la Virginia Demaria. […]

Los mejores chilenitos caseros

Ideales para tomar té cualquier día, llevar de sorpresa cuando estemos convidados y para los cumpleaños de los niños, estos chilenitos son muy ricos y demasiado fáciles de hacer. ¡En verdad se los recomiendo!

Los hice la semana de Fiestas Patrias y causaron sensación. La receta es del libro “A mano” de la Virginia Demaria. Lo sé, parezco disco rallado con sus recetas, pero es que en verdad son exquisitas. Prometo la próxima semana entregarles alguna receta de otro autor.

La parte más latera de la receta es hacer el almíbar y el merengue, pero tranqui, pueden sobrevivir. ¡Es cero terrible!

Ingredientes:
– 2 tazas de harina
– 2 cucharadas de mantequilla
– 3 yemas
– 1 cucharadita de pisco
– 1 taza de manjar
– Mostacillas para decorar

En una procesadora poner la harina, mantequilla y yemas de huevo. Añadir el pisco y, de ser necesario, un poco de agua hasta tener una masa fácil de trabajar. Envolver en papel plástico y llevar al refrigerador. Yo no tengo procesadora -es mi objeto de deseo frustrado por si alguna se gana el Kino y me quiere regalar algo-, y lo hice en un simple bowl y cuchara de palo y mis manos, literalmente.

Mientras, precalentar el horno a 180º y empezar a preparar el merengue (abajo va la receta)

Sacar la masa del refri y, con la ayuda de un uslero, estirar bien hasta que tenga tres milímetros de espesor. Cortar la base de los chilenitos con un cortapasta redondo de cualquier tamaño, un vaso o lo que tengan a mano en verdad. Poner en una lata de horno engrasada o sobre una placa de silicona y, antes de hornear, pinchar con un tenedor. Hornear por 10 minutos aprox. hasta que la masa esté levemente dorada. Sacar y dejar enfriar.

Poner un poco de manjar en el centro de la base con una cucharita y esparcir sin llegar a los bordes. Luego, con la ayuda de una cuchara más grande, cubrir con el merengue, preocupándose de que quede bien liso. Volver a poner en una lata, espolvorear las mostacillas y llevar al horno a temperatura muy baja (100ºC) por 30 minutos hasta que se seque el merengue. Apagar y dejar enfriar dentro del horno.

Ingredientes y preparación del merengue italiano
– 2 tazas de azúcar
– 1 taza de agua
– 4 claras
– 1 cucharadita de vinagre

Se recomienda una batidora que funcione por sí sola, de lo contrario, paciencia porque hay que batir harto… ¡Pero vale la pena!

Preparar el almíbar poniendo el azúcar y el agua en una olla pequeña. Hay que lograr un “punto bolita” (115ºC). Esto se verifica sacando un poco de almíbar y poniéndolo en un vaso con agua fría; si se forma una bolita significa que está listo. Yo parecía loca probando y probando que saliera una bolita, pero en serio se van a dar cuenta: se forman bolitas de verdad.

Con una batidora batir las claras hasta que estén firmes, junto con el vinagre para estabilizar la mezcla (yo lo hice con un poco de aceto balsámico, no se preocupen ni por el color café ni por el olor… después se pasa). de a poco agregar el almíbar muy suavemente. Revolver hasta que el merengue y el bol se enfríen. Queda un merengue brillante y firme.

¡Mucha suerte!

¡Besos!

Ale
En Twitter: @ale_cortes

Comenta este post

cerrar