VanidadesCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Tiempo libre

Astrología: Feliz año del caballo!!!

El año nuevo chino siempre cambia de fecha porque esta basado en el calendario lunar. Este año comienza con la luna nueva en el signo de acuario el día 30 de enero. El año 2013, fue el año de la serpiente y tenía que ver con “cambio de piel”, conocerse más a fondo y transformación […]

Astrología: Feliz año del caballo!!!

El año nuevo chino siempre cambia de fecha porque esta basado en el calendario lunar. Este año comienza con la luna nueva en el signo de acuario el día 30 de enero. El año 2013, fue el año de la serpiente y tenía que ver con “cambio de piel”, conocerse más a fondo y transformación personal. Esto hizo que no fuera un año muy fácil para muchas personas, debido a todos los cambios internos que se propiciaron. Ahora que ya hicimos ese trabajo, estamos listos para expresar y compartir esta nueva versión de nosotros mismos.

El año del caballo trae una energía totalmente diferente, ya que tiene una personalidad mucho más extrovertida. La energía del caballo es salvaje y esta asociado con la espontaneidad. La creatividad y libertad se ven favorecidas. También seremos incentivados a atrevernos y correr riesgos, empezar nuevos proyectos y conocer más personas. Los caballos son animales sociables y colaborativos, trabajar en equipo puede hacer que todo sea mas fácil y surjan nuevas ideas y soluciones.

Si el año pasado lo pensaste, este es el momento de hacerlo! Hay que actuar rápido y con decisión.  Por otro lado el caballo es vanidoso, por eso en cuanto a moda, puede ser un año donde le demos mas importancia a nuestra apariencia y vestimenta. Cada vez que salgamos será una oportunidad de mostrarnos y crear lazos, de amistad, amor o trabajo. No olviden andar con sus tarjetas de presentación! Este año es muy bueno para viajes y romance también.

Pero todo tiene su contraparte y cualquier característica si se vuelve extrema, es mala. En el caso del caballo uno de los riesgos es caer en el ego excesivo y la terquedad. Cuidado con prometer más de lo que puedes hacer. La energía impulsiva del caballo es motivante, pero cuidado con soltar las riendas, terminar desbocados y sin rumbo fijo.

Hay que saber reconocer nuestros límites, tener siempre en cuenta nuestras metas, valores y prioridades, y no confundirlas con las de los demás. Recuerden siempre que no estamos aquí para satisfacer las expectativas del resto y mientras nuestras acciones estén alineadas con nuestros verdaderos deseos, estaremos seguros que vamos por buen camino.

 

Comenta este post

cerrar